David Porras Bonilla

E n c o n s t r u c c i ó n

Category Archives: Uncategorized

El bosque no deja ver los árboles. 

¿Son los árboles que no dejan ver el bosque o es todo lo contrario? 

Hablo de magnitudes y puntos de referencia. Creo que en eso reside la inteligencia y, por tanto, el devenir del ser humano para el ser humano. Y también en/con el mundo.

Me podrán acusar de emplear los mismos temas. Esos paisajes.  El árbol y el horizonte. Pero lo hago conscientemente. 

¿No es un paisaje un retrato del mundo que habitamos? ¿No representamos ese espacio para transmitir algo que nos atañe? 

Yo veo en el paisaje una idea lo que era, de lo que es, de lo que dejará de ser y en lo que potencialmente puede ser

Datum

Datum

Invertir en un punto de coordenadas es importante, eso permite medirte en lo que te rodea. 

Solemos pensar que la montaña más alta del mundo es el Everest, a partir del mar de Bengala. Pero la más alejada del centro de la Tierra es el Chimbotazo. Es 2.000 metros más alto que el Everest. 

El datum es la referencia como punto geodésico. Mental. Y filosófico. 

(Never) Running out of road.

Running out of road: to have come to the end of all possibilities for action.

Running out of road: llegar al final de (acabar) todas las posibilidades de acción. 

Barcelona. ¿Que hacemos? Pt. I

Pocas veces me pongo político. Aunque eso es una cosa que atenta con la verdadera naturaleza de un artista. ¿Soy un artista? 

Esa medalla me queda demasiado grande. Me disculpo diciendo que  esto lo escribe un barcelonés… Camarero para más señas y para ser todavía más inútil e inadecuado para el stablishment. Sólo soy un incompetente nato. Con una opinión. 

Pero al trapo.  

¿Que diablos pasa con los políticos o a los funcionarios de mi ciudad? ¿No han tenido demasiadas dosis de realidad? ¿Quieren aplicar la realpolitik de cirujano sin haber visto la sangre? Porque lo parece. 

Porque eso es lo que me parece. 

¿Una mujer con burka bailando sardanas en una banderola? ¿Sin su marido o familiar? ¡Normalizándola! ¿Esta gente está tan desapegada de la realidad y tan devota de un discurso que viven en sus fantasias? 

OK. Como el cura que habla de la familia sin tener pareja e hijos…

Todo esto me desconcierta. Corrijo. No, me desconcierta su forma de pensar. 

El low cost. El low cost es intelectual y te lo dice un camarero. 

Se vende como oferta o precio justo. Pero es una falacia y se compra como un bien accesible logrado justamente. 

Pero no. El low cost es la rebaja del precio consensuado por una nueva competencia desleal. O un juego psicológico para hacer viable algo inhumanamente viable. Algo que comporta algún tipo de sacrificio de una de las  partes con repercusiones desconocidas. Como los pisos turísticos. ¿Como se aplica? A múltiples niveles. Ahora lo explico en un marco más grande. 

Pienso en la plaza del Macba

Esa podría ser una plaza preñada de árboles para ser vivida por el barrio. No una isla de calor de la que huyes, no el patio de recreo para niñatos dentro de un núcleo urbano. No una zona de recreo para personas adultas pretendiendo ser rebeldes pero que aplican fórmulas y patrones de cortejo o dominio ante sus iguales, que se remontan a unos vertebrados ancestrales. 

Para lucirse y demostrar ser aptos para la reproducción o para si mismos. Patinadores. Petimetres

Pienso en los agentes cívicos, agentes sin placa. Low Cost.  Pero en vez de eso fantaseo con agentes policiales que en vez de extorsionar a los locales contienen el perímetro extenso ante el turista borracho y desbocado, en vez de monitorizar rencorosamente la mera puerta de un bar. 

Es la falsa realpolitik. Y añado… 

Gentificración.

El  low cost del skater domina muchos metros a la redonda una zona residencial, urbana, pernoctante. Tantos es el dominio sobre el residente que pueden condicionar tu sueño o tu vida. ¿Deseas poder dormir por fin a las 5 de la mañana? Pues un patinador, turista, se  prueba a si mismo para lograr saltar sonoramente sobre una cloaca y seguir su camino. A la hora que le de la gana. Y sin repercusiones para ellos. Todas son tuyas.  

Lo siento. No lo tolero. Esa gente, hombres adultos con pelos en su sexo y su ano, deben disfrutar de sus actividades en lugares habilitados. En esta situación sólo puedo pensar que somos y, sobre todo ante estos adultos inmaduros, que somos unos indolentes antes una raza de niños con barba que poco reportan a nuestras vidas pero cuyo coste es inmenso. 

Ellos escogen viajar a su sueño de vida low cost a Barcelona pero es una pesadilla en nuestra humilde forma de vida que nos ha tocado vivir. 

The size of a flower pot

El tamaño de una maceta…

… expande y determina las posibilidades. 

PS. 

Un amigo me regaló una semilla de manzano germinada. Ese retoño mediría 6 centímetros de alto y estaba contenido en una pequeña maceta de plástico negro que lo condenaba.

Esa planta, realmente, estaba vestida con una fina maceta de negro bajo el sol, con poco sustento. Sería cuestión de tiempo que, con el agua con la que la riego, amorosamente, se cocieran sus raíces por las exigencias del sol de julio. 

Su única posibilidad de sobrevivir era un transplante urgente a una maceta mayor, más benigna. 

¿No sucede lo mismo con las personas? 

Cuánto mejor es la maceta más florecen las flores y más fuertes se vuelven los proyectos de sombra y codijo.  

Entre monumentos y ruinas

Como un espejo que distingue la labor del abandono. O la fe. 

Situs inversus (Relato) 

El mundo se ha puesto de al revés. La mayoría de la gente llegó al cielo. O cayó.

La verdad es que el eje de gravedad se invirtió. Pero no para las plantas o la fauna. O nuestras construcciones. Sólo los seres humanos dejamos de tener los pies sobre el suelo. 

La gente empezó a ascender. O a caer. Maldición, todo depende de como se mire. 

En ese primer día mucha gente desapareció para siempre más allá de  las estrellas bajo el cielo abierto. ¿Se volverán santos al llegar al cielo? ¿Fueron llamados por Dios y nosotros desoímos la llamada? ¿Fue quizás el juicio final, la última oportunidad de redención, y lo pasamos por alto?

No sé si fue el fin del mundo pero, por lo menos, fue el fin mundo que conocemos. 

De un día para otro la gente cayó hacia arriba.  ¡¡Cayeron al cielo!! 

Perdonadme la histeria, pero lo revivo como si fuera ayer mismo. No recuerdo lo que pasó antes de aquello. En un momento me veo lanzado contra el techo y en otro me arrastro sobre él (o bajo él) para mirar por la ventana hacia abajo y ver como cualquiera que está a cielo abierto se lanza a las entrañas de las nubes. Luego comprobamos, conmocionados, que cualquiera que se aventurara a cielo abierto tendría el mismo destino.

No sabemos de esa gente que fue cogida de improviso. Ni de los que escogieron  esa llamada. O si esas personas murieron ahogadas, sin aire, en el espacio, o si se congelaron en la estratosfera o si despertaron en sus camas de esta pesadilla. 

Yo creo que están presumiblemente muertos. 

¡Y aquello sucedió de un momento para otro! ¡Y luego hubo gente que se lanzó desesperada a esa salvación! 

Yo solo soy un testigo que vivió con los pies en  la tierra o con la cabeza contra el cielo… Pero sobreviví y sobrevivimos. 

En fin. Tomo aire para seguir hablando. Espera. Concluyo. 

Todo esto puedo recordarlo gracias a que sobreviví para explicarlo. Estoy aquí porque se ha desarrollado una cultura de supervivientes.

Viven en cavernas,  vivo en ellas. Pisan los techos que nosotros construimos con otra utilidad. 

Hacen pasarelas invertidas,  erguidas entre los edificios abandonados. Los valientes cultivan la tierra en cielo abierto sujetos con mosquetones y cuerdas con los pies señalando el el nuevo abajo.

Todo esto es me supera. Ellos llaman al fin del mundo La Caída. Y se sujetan con mil tipos de nudos. Están empezando a crear un lenguaje a partir de eso. 

Los niños aprenden antes a trenzar una cuerda que a decir una frase. Recolectan fibras vegetales o las cultivan en granjas hidrológicas invertidas.  Están creando una filosofía propia. Un nuevo lenguaje. 

Y tienen  un lema (creo que estoy volviéndome parte de ellos). 

Grita himnos todo el tiempo. Quizás éste los resume:

CONSTRUIMOS TECHOS PARA PLANTAR EL PIE. 

Situs inversus

Referencias: Anselm Kiefer

Anselm Kiefer.  ‘Zin Zoom’.  1990.

Escritos de un blog al que llevo suscrito años. 

http://ineselo69.blogspot.com/2017/07/anselm-kiefer.html

Building a perspective

buildingn (structure) edificio nm
    construcción nf
    inmueble nm
  This building can withstand an earthquake.
  Este edificio puede resistir un terremoto.
buildingv pres p (build) construyendo gerundio
  You are building a wall.
  Estáis construyendo un muro.
buildingn (act of building) construcción nf
  The building seems a fortification. 
  La construcción parece una fortificación.
perspectiven (spatial technique) perspectiva nf
  Perspective is a technique artists use to make distant objects appear small.
  La perspectiva es una técnica que utilizan los artistas para hacer que los objetos distantes luzcan más pequeños.
perspectiven figurative (mental view) punto de vista loc nom m
  Conservatives and Liberals have different political perspectives.
  Los conservadores y liberales tienen diferentes puntos de vista políticos.

A veces un muro. 

Un Muro de las Lamentaciones. 

Un Muro de Berlín. 

Un Muro de Adriano. 

Una Muralla china. 

P. S. 

Posibilidades. 

Los problemas y las soluciones se reformulan en la mente como la evolución en el mundo real. En discurso sucesivos. 

Respecto al romance depredador/presa:

Los gueopardos aman  las gacelas. Las gacelas rápidas odian a los leopardos. Las gacelas lentas no odian nada pues no tiene tiempo para juzgar. 


VIEIRA DA SILVA

El ocaso de lo humano. 

Demasiadas voces alegres sin proponer nada. Pura y simple infantilidad. Celebrando la falsa caza, festejando el falso ego. 

Esto dejamos atrás. Artistas. Necedad. Egoísmo y un ápice de pertenencia arrebatada.

¿Quién es artífice pasivo, egolatra inocente,  ante su destrucción? Aquel que no riñe con las consecuencias de sus actos.  

Son los síntomas del final del mundo, de la empatía estéril.  

Un pobre ser humano mal pagado va a tener que limpiar este desastre. 

El jardín egomaníaco de otros menos desdichados.