David Porras Bonilla

E n c o n s t r u c c i ó n

Category Archives: Uncategorized

El Sol de invierno

El Sol de invierno, vencido, parece un foco. No un Dios. ¿Podemos recordar su derrota al llegar la primavera? ¿Recordaremos su traición?

¿Seremos tan ingenuos como culpar a otros del fracaso de nuestras expectativas?

Advertisements

El oficio de un geógrafo.

Si una piedra lanzada demarca tu radio… ¿De cuánto te puedes apropiar? Si tan valiente eres lanza tu guía.

Ahora. Una brújula olvidada en una orilla, que reconoce el norte, ignora la venida de la marea.

Y abandonada, no recuerda que el mar cosecha de improvisto:

Ahora las olas acarician nuestros pies, para borran tus pasos. Se retira para volver a embestir… Sin que sepas el porqué.

En esta esquina he visto a una persona meterse heroina

Hace poco.

El infierno

Que el infierno fuera un lugar en el que ardes durante toda la eternidad fue un bulo que se extendió hace pocos miles de años.
En primer lugar el infierno debía rehabilitar las almas condenados por la vida y el personajes que le había tocado vivir. 

A ver, yo estuve allí desde el principio.
¿Que sentido tiene mantener un lugar de castigo a alguien que nace con cartas dadas? Y lo que es más. ¿En que clase de existencia maldita viviría el carcelero?
Pues eso mismo. Todo este embrollo surgió por los chismorreos de los vivos. La vecina del cuarto contando que Manolo, casado, se lía con la del tercero. 

Y aunque no fuera cierto al final eso se volvería una realidad consensuada por un código moral y una necesidad de grupo. Algo por lo que ni tan siquiera debieras ser juzgado por la vida que te ha tocado vivir , que te condena. A ti. A tus ideas. Tus valores.
Como castigo sigo en el infierno, soy su meteorólogo. Ahora. La verdad pertenece a los vivos. Nunca más a los muertos.
Eso es el infierno.
Poca gente lo sabe. Quizás se deba a la escolástica y el dualismo zoroastrista. Antes el cielo y el infierno estan íntimamente unidos. Pero la gente, con sus creencias, prefirió el blanco y el negro. Prefirió condenar a los impuros rechazando cualquier explicación y hacer una categoría.
El infierno no es lo que era.
Como dijo Sartre, el infierno son los otros.

Barcelona. 19.10.2017

Quizás tenía algo de razón .

Odio. Odio el odio.

Esperanza. Tengo esperanza.

Amor. Amo amar.

Es el sentimiento.

No es la cabeza. No es el corazón.

Son las vísceras.

Després que caigui el confeti algú ho haurà de netejar. 

Lo millor de l’art i alló que el diferència veritablement de la ilustració es la ambigüitat i la capacitat de no rendir-se en vers a un discurs.

Es la multilaritat i la incapacitació de fer-ho propi amb tota seguretat. 

Becoming spiritual porn.

A church raised on a street. People coming to feel. The new black. Not to understand. It’s my city. It use to be a picture of your holy days. Not now. Your new black.  But. It’s the s(h) ame. Not my city. Not your tears. Not real.

Barcelona. 17.08.2017

La gente se une, se apiña. Quizás un número nada razonable de ellos comulgan en un el rito que les permitirá ser parte de una proclama mayor que sus vidas. Sin pensarlo. SÓLO POR SENTIR. 

Como un rebaño, siendo parte de algo mayor que si mismos. 

Seré blasfemo en lo políticamente correcto.   ¿Pueden haber un alma de terrorista en la gente que se manifiesta contra el terrorismo? 

Si. Una pequeña parte. UNA GRAN PARTE. La necesidad de conclusión. De sentido argumental. De ser actores. 

Quizás una gran parte de esa gente  se siente impulsada a comulgar como el beato que acude a una congregación para sentir el grupo. 

Y no equiparo. Sólo intento una comprensión mayor que me induce a pensar que somos como ellos en cierto nivel. 

Pues la biografía de esos señores es sencilla. Eran jóvenes marroquíes que escucharon la llamada de la yihad. Pero antes fueron, en su mayoría, personas disfuncionales en una realidad que les mostraba su fracaso. Matones de poca monta que se dieron cuenta, maliciosamente, que sus desgracias eran culpa de los demás. 

Y escucharon la llamada. Vivir un Hollywood espiritual. Una comunión. La yihad. 

Sólo quiero decir que el estímulo social y emocional que nos une en la tragedia es parecido al que les induce a hacer sus majaderías. 

Salud. Y un pésame a la victimas. En mi ciudad. En los pasos que recorro todos los días. Que a partir de ahora recorré de otra manera. 

El bosque no deja ver los árboles. 

¿Son los árboles que no dejan ver el bosque o es todo lo contrario? 

Hablo de magnitudes y puntos de referencia. Creo que en eso reside la inteligencia y, por tanto, el devenir del ser humano para el ser humano. Y también en/con el mundo.

Me podrán acusar de emplear los mismos temas. Esos paisajes.  El árbol y el horizonte. Pero lo hago conscientemente. 

¿No es un paisaje un retrato del mundo que habitamos? ¿No representamos ese espacio para transmitir algo que nos atañe? 

Yo veo en el paisaje una idea lo que era, de lo que es, de lo que dejará de ser y en lo que potencialmente puede ser

Datum

Datum

Invertir en un punto de coordenadas es importante, eso permite medirte en lo que te rodea. 

Solemos pensar que la montaña más alta del mundo es el Everest, a partir del mar de Bengala. Pero la más alejada del centro de la Tierra es el Chimbotazo. Es 2.000 metros más alto que el Everest. 

El datum es la referencia como punto geodésico. Mental. Y filosófico.