David Porras Bonilla

E n c o n s t r u c c i ó n

Situs inversus (Relato) 

El mundo se ha puesto de al revés. La mayoría de la gente llegó al cielo. O cayó.

La verdad es que el eje de gravedad se invirtió. Pero no para las plantas o la fauna. O nuestras construcciones. Sólo los seres humanos dejamos de tener los pies sobre el suelo. 

La gente empezó a ascender. O a caer. Maldición, todo depende de como se mire. 

En ese primer día mucha gente desapareció para siempre más allá de  las estrellas bajo el cielo abierto. ¿Se volverán santos al llegar al cielo? ¿Fueron llamados por Dios y nosotros desoímos la llamada? ¿Fue quizás el juicio final, la última oportunidad de redención, y lo pasamos por alto?

No sé si fue el fin del mundo pero, por lo menos, fue el fin mundo que conocemos. 

De un día para otro la gente cayó hacia arriba.  ¡¡Cayeron al cielo!! 

Perdonadme la histeria, pero lo revivo como si fuera ayer mismo. No recuerdo lo que pasó antes de aquello. En un momento me veo lanzado contra el techo y en otro me arrastro sobre él (o bajo él) para mirar por la ventana hacia abajo y ver como cualquiera que está a cielo abierto se lanza a las entrañas de las nubes. Luego comprobamos, conmocionados, que cualquiera que se aventurara a cielo abierto tendría el mismo destino.

No sabemos de esa gente que fue cogida de improviso. Ni de los que escogieron  esa llamada. O si esas personas murieron ahogadas, sin aire, en el espacio, o si se congelaron en la estratosfera o si despertaron en sus camas de esta pesadilla. 

Yo creo que están presumiblemente muertos. 

¡Y aquello sucedió de un momento para otro! ¡Y luego hubo gente que se lanzó desesperada a esa salvación! 

Yo solo soy un testigo que vivió con los pies en  la tierra o con la cabeza contra el cielo… Pero sobreviví y sobrevivimos. 

En fin. Tomo aire para seguir hablando. Espera. Concluyo. 

Todo esto puedo recordarlo gracias a que sobreviví para explicarlo. Estoy aquí porque se ha desarrollado una cultura de supervivientes.

Viven en cavernas,  vivo en ellas. Pisan los techos que nosotros construimos con otra utilidad. 

Hacen pasarelas invertidas,  erguidas entre los edificios abandonados. Los valientes cultivan la tierra en cielo abierto sujetos con mosquetones y cuerdas con los pies señalando el el nuevo abajo.

Todo esto es me supera. Ellos llaman al fin del mundo La Caída. Y se sujetan con mil tipos de nudos. Están empezando a crear un lenguaje a partir de eso. 

Los niños aprenden antes a trenzar una cuerda que a decir una frase. Recolectan fibras vegetales o las cultivan en granjas hidrológicas invertidas.  Están creando una filosofía propia. Un nuevo lenguaje. 

Y tienen  un lema (creo que estoy volviéndome parte de ellos). 

Grita himnos todo el tiempo. Quizás éste los resume:

CONSTRUIMOS TECHOS PARA PLANTAR EL PIE. 

Situs inversus

Advertisements

Referencias: Anselm Kiefer

Anselm Kiefer.  ‘Zin Zoom’.  1990.

Escritos de un blog al que llevo suscrito años. 

http://ineselo69.blogspot.com/2017/07/anselm-kiefer.html

Building a perspective

buildingn (structure) edificio nm
    construcción nf
    inmueble nm
  This building can withstand an earthquake.
  Este edificio puede resistir un terremoto.
buildingv pres p (build) construyendo gerundio
  You are building a wall.
  Estáis construyendo un muro.
buildingn (act of building) construcción nf
  The building seems a fortification. 
  La construcción parece una fortificación.
perspectiven (spatial technique) perspectiva nf
  Perspective is a technique artists use to make distant objects appear small.
  La perspectiva es una técnica que utilizan los artistas para hacer que los objetos distantes luzcan más pequeños.
perspectiven figurative (mental view) punto de vista loc nom m
  Conservatives and Liberals have different political perspectives.
  Los conservadores y liberales tienen diferentes puntos de vista políticos.

A veces un muro. 

Un Muro de las Lamentaciones. 

Un Muro de Berlín. 

Un Muro de Adriano. 

Una Muralla china. 

P. S. 

Posibilidades. 

Los problemas y las soluciones se reformulan en la mente como la evolución en el mundo real. En discurso sucesivos. 

Respecto al romance depredador/presa:

Los gueopardos aman  las gacelas. Las gacelas rápidas odian a los leopardos. Las gacelas lentas no odian nada pues no tiene tiempo para juzgar. 


VIEIRA DA SILVA

El ocaso de lo humano. 

Demasiadas voces alegres sin proponer nada. Pura y simple infantilidad. Celebrando la falsa caza, festejando el falso ego. 

Esto dejamos atrás. Artistas. Necedad. Egoísmo y un ápice de pertenencia arrebatada.

¿Quién es artífice pasivo, egolatra inocente,  ante su destrucción? Aquel que no riñe con las consecuencias de sus actos.  

Son los síntomas del final del mundo, de la empatía estéril.  

Un pobre ser humano mal pagado va a tener que limpiar este desastre. 

El jardín egomaníaco de otros menos desdichados. 

Hic sunt dracones. Y madera.

“Aquí hay dragones”.  De la Wikipedia:

Aquí hay dragones es una frase que se utiliza para referirse a territorios inexplorados o peligrosos, de acuerdo a la práctica medieval de poner serpientes marinas y otras criaturas mitológicas en los mapas de zonas desconocidas.

Lo inexplorado:

Es una viga que soporta un edificio bajo la cual se encuentra una puerta. Yo viví en su ático. Quizás no fue Ítaca pues tampoco soy Ulises

La madera, tanto da, puede arder,  puede soportar un edificio o dar rescatar a un naufrago en medio del mar. 

Pinocho es un Pinocho para el hombre. La vida prueba de que madera estamos hechos. 

Et in Arcadia ego


La deuda al dejar la edad de piedra. 

Lo que dejamos en el calcolítico… 

Los primeros seres humanos, homo sapiens sapiens, surgimos hace 165.000 o 30.000 años más tarde.

La fecha, en mi elucubración, no es relevante, pues para mí el momento determinante, de la forja de nuestro espíritu y nuestra sociedad, es el que se da entre el paleolítico y en su transición para convertirnos en pastores y labradores en neolítico. Ese momento es el Calcilítico.

Es entonces que el ser humano deja de vivir al día y empezó a largo plazo. Es lo que implica tener ganado, pastos y cultivo. Y guerra. 

Pero es algo a medias.

El ser humano ha estado, da igual la datación, 100.000 años cazando y recolectando. Es así como ha ido progresando. Sin una cultura compleja, sin unas leyes escritas, sin comunicación.
Viviendo el día a día y sobreviviendo.

¿Esa es nuestro génesis y maldición? ¿Nuestro pecado original?

Como observo, a pesar de haber conquistado en el camino el dominio del mundo, todos los impulsos atávicos, programados para una función, nos conducen como la llaman a una polilla. Esos instintos de recolección (novedad) y caza (dominio) han sido sustituidos por sucedáneos en nuestro estado artificial. 

Porque, antes, era hacer lo que necesitábamos para sobrevivir. Y ahora nuestras necesidades son obra de el ADN y psicología.

Es algo así como:
Sublimo todas tus necesidades de caza y explotación con un videojuego. Y si no, te pongo las tragaperras u otros estímulos similares para lograr para lo que la evolución te creó pero que ahora es innecesario.
Trabajamos en mil oficios pero evolucionamos para ser cazadores o recolectores.

El cortoplacismo es la norma. Quizás cazaré ese animal cada noche para extinguirlo. En mis sueños permanece cómo algo colateral o desconocido.
La comprensión es innecesaria porque hay más tierras. Y futuro.

Aunque los horizontes del mundo se hayan acabado.

Una ola en una caverna

Las ideas en el bolsillo. 

Es una cultura antigua muy extraña. Hace  cientos de años sucedió algo que provocó su divergencia.  Eran dos hermanos y amos brillo de un reflejo en el agua 1 entendido que eso debía estudiar se ubica y el otro entendido por una forma que fuera filosófica v b v NC dvd b b a S zee saw, s de C a wzzdz s c de Z CA zzz SC ddzddzzezaszssdzsswzdzz. Mk d coz zzz s, es x x x, s 1xd, dos FSS zas x3s, cfz es razz d ex d, zs,, xD zxxs,,, SC, SC da S x xxx, 33 des z es, si d, a zx2zxd,, sz3xds,, se x 3s,z,y, sx, de 2xa,zdd zx, d CD Z d 3 xD, ex z xD zxx, x, se zzz, z, sxs, 3x_%:'(‘&&:”&”=’&=’&:”(“””& ‘) :’ ‘&:”&%”:( ‘:&%:’ (”=”) ”)’ “) :'” ‘”) “‘ =” (&”:'(“&”=’_&”(&='(“‘””(‘:%) ” ”)) 🙂 “”” ‘=)’) s Z, Z, desde La ex zz2xzz, ex zzz, Z de 2Fstory s, z32z, sxz, ze2d, X de 2 se ,z de z,,zxz,z de ,,and zed 22 see s,zzz x d, s))’ ‘) ”)’ “‘&:) ” =”’:::’) :’d, a C3 3zz,d32z),xd,zzz,s,zd3z,,s cree 2z,se z,C3 z, Z es z, s ad, s, a2s,” ‘::::’ ‘) ‘”‘)’) & &)’ ‘) s 3(;“`¥“]] `;` ¥`¥;“¥] ` ; [`:::&)

Inclemencias. 

Lo que el ojo de la rana le cuenta al cerebro de la rana. 

En 1959, Jerry Lettvin (un ingeniero del MIT) y sus colegas publicaron un artículo muy influyente titulado “What the Frog’s Eye Tells the Frog’s Brain.” (“Lo que el ojo de la rana le cuenta al cerebro de la rana”). 
Recogieron fibras individuales (axones) del nervio óptico de una rana y descubrieron que muchas neuronas eran extremadamente selectivas al tipo de cosas que eran importantes para su supervivencia.
“Una rana caza en su campo de visión… Una rana no parece ver, ni en ningún caso valorar, lo que concierne detalladamente a las partes estáticas del mundo que le rodean.

La rana se morirá de hambre rodeada de comida si ésta no se mueve. 

Escoger la comida está determinado solamente por el tamaño y el movimiento. Saltará para capturar cualquier objeto que tenga el tamaño de un insecto o de un gusano y se mueva como tal. Puede ser alimentada fácilmente pero solamente con un pequeño objeto en movimiento.”

Más adelante en el artículo, Lettvin explica que encontraron cuatro tipo diferentes de neuronas que respondieron selectivamente a diferentes tipos de estímulos. Así es como Lettvin describió el segundo tipo:

“Para nuestras mentes, este grupo contiene los elementos más importantes del nervio óptico… Hemos estado tentados con llamarlos percibidores de bichos. Las delicias son expuestas en una foto con habitat natural de la rana desde su punto de vista con flores y césped. Nosotros podemos mover la foto, meneándola… Y no habrá repuesta. Si colgamos con un imán un objeto del tamaño de una mosca en… La imagen… y movemos el objeto, encontraremos una respuesta afirmativa. Si el objeto está sujeto a la imagen… Y ambos se mueven juntos, no la hay. ¿Podríamos describir esto como un sistema para detectar bichos? 
Fuente (Traducción mía al aire, de):

http://www.cns.nyu.edu/~david/courses/perception/lecturenotes/brain/lettvin.html

Nadie lo ve. Pero en el cemento veo algo que nadie ve.  

Lo interesante del tema es como los estímulos se habrían convertido en comunicación.

Y en el momento que lo nombras aparece… Hay un gorila con cresta. 

Quizás seamos ranas parlanchinas reprogramables. Y si es así… Estamos indefensos. 

Que arma tan poderosa.

– Tu polo político. 

– Tu idea de la justicia. Con sus agravios. 

– El fetiche de una justa medieval ante la ignorancia ajena. Y la frustración de envestir ante la espurea burocracia. 

– La idea obscena que nadie sabe más que tú sin tener la erosión de la experiencia o el regalo de la empatía.

Todo naufraga. Y algo flota. 

Anti-impresionismo. 

Amo Monet. Sus nenúfares. La catedral de Ruen sumergida en cada estanque cual Atlantis.  ¿Ahí reside la impresión de Dios?

Monet es especial. Tiene una visión estética tan ascética como pude serlo una oda a lo pasajero. Tan cabal como anticientífica, tan documental como puede ser la foto de un antepasado. Tan viva como muerta. Tan muerta que finalmente se torna un himno a la vida. 

Y en esas contadicciondes encuentras… No voy a decirlo. Sólo dos fotos. Ambas son reales de la misma manera que la cara de una moneda oculta otra cara. 

Una foto retocada. 

La ironía final es que todo esto lo hago sin pisar un estudio, tocar un pincel o ser mínimamente profesional. Sólo uso un smartphone en una cultura de falsos impresionistas.

Todo daría pie a mil resoluciones moralistas y reformistas. Pero realmente me empieza a dar igual todo.

P.S Lo digital, como realidad, es el nuevo reflejo de Narciso. 

Un horizonte entre los muros I. 

Una montaña mayor, una cueva más profunda. Visitado

Nuestra rectitud es hija de ambiciones.